sábado, 12 de agosto de 2017


http://www.elmundo.es/salud/2017/08/12/598edc63ca4741d41f8b45eb.html


SANIDAD

Huevos contaminados por fipronil

Dos detenidos, 19 países afectados y una reunión después de dos meses: balance del escándalo del fipronil

Bélgica utiliza una herramienta de intercambio de información sobre posibles fraudes para comunicar a Países Bajos sus sospechas de un posible mal uso de fipronil, un insecticida para combatir parásitos.
Apenas dos semanas más tarde, las autoridades belgas activan la alerta rápida por posible riesgo para la salud pública al detectar altas cantidades del insecticida en varias partidas de huevos. Es entonces cuando salta el escándalo. Varias partidas de huevos procedentes de granjas belgas y holandesas presentan un alto contenido en fipronil, que excede el uso por debajo del cual no resulta tóxico.
Tras activarse la alerta, la Comisión Europea pone en conocimiento del resto de países la situación. A Bélgica y Holanda pronto se suman Francia y Alemania como países exportadores de los productos contaminados. Hasta la fecha, al menos diecinueve países se han visto afectados por el escándalo: AustriaLuxemburgoItaliaIrlandaEslovaquiaRumanía, Suecia, Reino UnidoDinamarcaPoloniaSuiza y Hong KongRepública Checa y España. Al origen del escándalo estarían la empresa holandesa Chick Friends y la belga Poultry Vision, que habrían utilizado ilegalmente fipronil en varias granjas.
Bruselas defiende que no tuvo conocimiento del caso hasta el día 20, que el primer intercambio de información fue bilateral, entre Bélgica y Holanda, sobre un posible fraude y que éste no tenía por qué derivar necesariamente en una alerta alimentaria. La Comisión ha subrayado además que el rápido control de la situación ha sido posible precisamente gracias al buen funcionamiento de los sistemas de trazabilidad de los productos europeos. E insiste, la gestión y la supervisión para evitar que el problema se extienda depende ahora de los Estados miembros.
Así y todo, ante la polémica suscitada, el comisario europeo de Salud y Seguridad Alimentaria, Vytenis Andriukaitis, ha aclarado convocado una reunión con representantes de los países afectados el próximo mes de septiembre. Sin prisa, ya que "no es una reunión de emergencia" sino una oportunidad para aprender lecciones y encontrar maneras constructivas de cooperar y coordinarnos mejor. Para evitar, en definitiva, que un caso como este vuelva a ocurrir.
En el marco de la investigación, al menos dos personas han sido detenidas por el momento. A su vez, la Comisión no descarta abrir procesos de infracción si se demuestra que algún estado miembro tuvo constancia de la posible contaminación y no lo comunicó en tiempo y forma a través del sistema de alerta alimentaria de la UE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido a nuestra pagina informativa y gracias por su participacion .